Ellos pudieron

Programa de Alfabetización Digital

Más de 2.000 alumnos primarios y secundarios de nuestra provincia participan del Plan de Alfabetización Digital de la Fundación Nuevo Banco de Santa Fe, que busca contribuir a la inclusión educativa y social, reducir la brecha digital y extender la alfabetización y la formación de docentes y alumnos.
Ahora quedaron inauguradas en el norte santafesino otras cinco aulas beneficiadas por el plan: la Nº 6.048 Juana Manso (de Golondrina), Nº 6.120 Jerónimo de Contreras (Colmena), Nº 6.176, de Intiyaco, Nº 6.046 Juana Azurduy de Padilla (Los Amores), y Nº 1.178 Dr. Mariano Romano (Gregoria Pérez de Denis). Estas escuelas pertenecen a los departamentos de Vera y 9 de Julio.
Durante el presente año, otras seis aulas digitales serán habilitadas en distintas localidades de la provincia, con lo cual al término de 2009 ascenderán a doce los gabinetes informáticos instalados. El Plan de Alfabetización Digital de la Fundación del NBSF fue presentado en 2008 al quedar inaugurada la primera aula digital en la escuela Nº 5 Vicente López y Planes de la ciudad de Santa Fe.
Las aulas digitales son gabinetes informáticos con computadoras conectadas en red entre sí, con software de base y aplicativos de uso masivo, y productos exclusivos de software para el ámbito educativo; cuentan además con impresoras multifunción, con capacidad de escanear, copiar e imprimir.
“La iniciativa tiene como meta central acercar las Tecnologías de la Información y la Comunicación a todos los actores de la comunidad educativa en la provincia y utilizarlas en la solución de los problemas prioritarios de la educación y la formación para el trabajo”, explicó la coordinadora de la Fundación, Cecilia Hancevic.
El programa prevé lograr conectividad en centros educativos y capacitar a los docentes en el uso de las nuevas tecnologías, acciones ineludibles junto al equipamiento para reducir la brecha digital. La Fundación NBSF ofrece además acceso a Internet a cada una de las escuelas beneficiadas, equipamiento, insumos (cartuchos de tinta y resmas de papel), software original licenciado, instalación del equipamiento y mantenimiento, servicio de Internet pago y asistencia técnica durante el lapso de un año a partir de su implementación.
Las escuelas interesadas en participar del proyecto deben acreditar el alto compromiso de su dirección y cuerpo docente, estar ubicadas preferentemente en zonas rurales, disponer de una sala para la instalación del aula, no estar incluida en los programas especiales del Ministerio de Educación de la provincia y presentar un proyecto de desarrollo sustentable y de apertura de la sala a la comunidad.
Fuente: El Litoral

 

Un proyecto enseña a las escuelas públicas a armar sus propias páginas web

Las escuelas públicas locales y de la región tienen la posibilidad de tener su página web: un proyecto de la Federación de Cooperadoras Escolares de Rosario las invita a abrir “una ventana al mundo” —tal como llaman al plan— para mostrar sus experiencias y vincularse con distintas realidades educativas. Aseguran que la iniciativa es “inédita para el país”. La Escuela Nº 1.257 de Las Flores, que ya cuenta con su sitio, anticipa cómo se pueden favorecer nuevos aprendizajes.

La propuesta de la Federación —es gratuita— consiste en ingresar a la dirección www.cooperadorasrosario.com.ar donde una guía explica en detalles los pasos a seguir para que cada escuela arme su página web. El ingreso a los sitios escolares podrá hacerse luego desde la web de las cooperadoras o bien desde la dirección propia de cada institución.

La posibilidad está dada también para que las instituciones que ya tienen su lugar en internet puedan sumarse a esta iniciativa de la federación.

“Ya están terminadas las páginas de 160 escuelas y de 46 jardines de infantes”, cuenta el secretario general de la Federación, Gustavo Mogues al referirse a los avances de este plan pensado para las instituciones públicas del departamento Rosario, de todos los niveles y modalidades, que alcanzan a unas 600. “La idea nació de la inquietud de miembros de esta nueva federación y en un trabajo en común con cooperadoras de Buenos Aires, que son las que nos acercaron la ayuda para ponerla en marcha”, dice Mogues.

Si bien la actualización de los sitios que se armen dependerá luego de cada escuela, la Federación ofrecerá el asesoramiento para consultas y cursos de apoyo. El plan se sostiene con una inversión mínina para la Federación de Cooperadoras de Rosario, donde auspician empresas y entidades no gubernamentales como Amsafé Rosario.

“Tenemos muy buenas expectativas sobre este proyecto”, dice Mogues y agrega que “Rosario será la primera ciudad del país que encara la iniciativa”. Y resalta: “La mayor ventaja está en la posibilidad de igualar a todas las escuelas”.

La presentación oficial se realizará el miércoles 25 de marzo, a las 18, en la sede de la Federación, en Felipe Moré 929. Más informes al 4587159, email: loscooperadoras@live.com.ar

Igualdad de oportunidades

En septiembre del año pasado, la Escuela Nº 1.257 Ara General Belgrano subió a la web su propia página: www.arabelgrano.com.ar. “Quería que la escuela se viera desde otro lugar”, dice la directora Nelvis Mansilla —que asumió el cargo en el barrio Las Flores en 2008— en referencia a los constantes olvidos y robos que ha sufrido esta institución. Además ve con buenos ojos la iniciativa de la Federación de Cooperadoras, a la que espera sumarse.

Feliz con la tarea asumida, cuenta que puso a funcionar “el boca a boca” para que las instituciones del barrio se enteren del espacio y aporten sus ideas. También que se animó a tomar la posta de crear esta página luego de un curso ofrecido por el Programa Integral de Igualdad Educativa (Piie), y por el apoyo de las docentes de su escuela.

Hasta ahora la actualización y sostenimiento de este sitio on line se hace “como se puede”, donde cada uno ha aportado algún mensaje o foto para colgar. Pero la idea es mejorar y hacer que todos los chicos participen desde las aulas, más desde que el Ministerio de Educación santafesino decidió ofrecer conexión a internet a las escuelas.

En pocos días la Escuela 1.257, que enseña a unos 500 chicos (de 1º a 7º grados), recuperará el espacio destinado a la sala de informática —ahora en refacciones—, y donde esperan poner a trabajar en red ocho computadoras que llegaron gracias al Piie, el plan nacional que se propone achicar brechas educativas entre las escuelas del país.

“Queremos que este año los chicos empiecen a hacer ellos los trabajos para nuestra página, en un tarea integral que abarque a todas las áreas”, adelanta la directora. Sin embargo, también ve una posibilidad de promover “una escuela más atractiva, que permita entre otras metas recuperar a la escolaridad a muchos chicos que están fuera de la misma”.

Cuenta un dato revelador sobre el acceso de sus alumnos de condiciones muy humildes a las nuevas tecnologías: “Por más que se generalice la idea de que los chicos juntan monedas para ir al cíber muchos de ellos nunca habían visto una página de internet”. La opinión de la docente refuerza el papel democratizador de la escuela pública para garantizar igualdad de aprendizajes

TECNOLOGÍAS EN EL BARRIO
 
La Fundación Educación Digital convoca a organizaciones sociales a postularse para crear centros de inclusión informática en su sede. Allí, enseñan computación y promueven proyectos de ciudadanía.
 
Buenos Aires, marzo de 2009 (RIS-Argentina) El objetivo siempre fue doble: Enseñar computación mientras se elabora un proyecto comunitario tendiente a resolver los principales problemas que aquejan al barrio. Esa premisa dio vida hace seis años a la Fundación Educación Digital (CDI), pero es también la consigna que intenta contagiar a otras Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC). Por eso, promueve la creación de centros de inclusión tecnológica desde donde motorizar la formación ciudadana y, a la vez, capacitar en el uso de herramientas informáticas a los sectores más postergados.
 
El espacio, al que denominan Escuela CDI, “es un ámbito de educación no formal que funciona dentro de una OSC que ya existe y que viene trabajando en alguna comunidad”, explicó Cecilia Vázquez, presidenta de la fundación. En el centro se integran conocimientos de informática y de responsabilidad social y ciudadana a través de una metodología de trabajo que busca elaborar proyectos comunitarios.En las escuelas CDI, los educadores detectan el interés de los chicos y diseñan un proyecto. En el caso de Córdoba, la propuesta que se desarrolló fue de promoción de la educación vial. Así, los chicos confeccionaron carteles, distribuyeron panfletos y efectuaron una encuesta para conocer qué sabían los vecinos sobre el tema y para relevar qué acciones realizaban al respecto. Toda la información recabada fue sistematizada y entregada al municipio con el fin de generar políticas públicas tendientes a revertir la situación.

“La versatilidad de la metodología -destacó Vázquez- permite que el proyecto pueda ser dirigido a diferentes grupos erarios”. Hay centros que trabajan con niños pequeños de 5 años, otros con chicos de 10, adolescentes, adultos y abuelos.

Cada espacio construye su iniciativa comunitaria en función de las características de su barrio, al tiempo que la organización social es la responsable de seleccionar a los educadores que allí se desempeñarán. Por su parte, la fundación ofrece el asesoramiento y seguimiento para poder diseñar y llevar a cabo las actividades en el centro, el cual deberá ser autosustentable en un plazo de 24 meses.

Los equipos informáticos suelen ser brindados por la fundación, aunque no es su característica habitual. “Hasta el momento, no tenemos el total de donaciones de PC para equipar a todos los centros previstos. En ese sentido, vamos a implementar una campaña de donación de computadoras”, aclaró Vázquez.

Desde 2003, cuando abrió las puertas la OSC, hasta el presente la entidad lleva construidas 70 escuelas de inclusión digital en todo el país. Y para este año, prevé inaugurar otras 27, especialmente en las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Tierra del Fuego.

Es por ello que convoca a organizaciones sociales a postularse para ser promotor de la iniciativa. Los interesados podrán hacerlo durante todo el año enviando un correo electrónico a fundacion.cdi@gmail.com. Para poder postularse, la OSC debe tener un espacio físico adecuado para instalar una sala de informática, personería jurídica y un equipo responsable de la capacitación (coordinador, educadores y técnico).

 
CÓMO CONTACTARSE:
Fundación CDI
fundacion.cdi@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s